Room Escape Zaragoza

Tipos de jugadores de escape rooms

A menudo podemos observar diferentes tipos de roles en los equipos que se enfrentan a un reto de escape room. Nosotros hemos sido capaces de catalogar algunos de ellos, a sabiendas que no tienen por qué tener todas sus características y que más de uno podría acaparar varias categorías, a ver si sois capaces de identificar a algún amigo vuestro:

El “empanao”: Se trata de un espécimen primerizo, que aún lleva la L. Acaba de descubrir en que consiste una escape room y se encuentra en medio de un equipo que ya tiene experiencia en estas situaciones. Sus amigos le han liado para ir y poco antes de empezar le han metido toda la información como un pavo relleno. Claramente al empezar, está más perdido que un pulpo en un garaje, y solo se dedica a mirar lo que hacen los demás. Transcurrida media hora suele cortar por lo sano y decide sentarse o hacer la pregunta que lleva pensando todo el rato “Pero…¿Qué c*** hay que hacer?”

El ancla: Este es un caso curioso, pero es típico en muchos de los equipos. De manera inconsciente o porque en el fondo odia a la humanidad, el ancla ha llegado a este mundo con una única misión: no escapar de la escape room. Este apodo tiene su origen en que su principal función en el grupo es retrasar a los demás. Con toda su buena fé y su buena intención, desvía la atención del grupo cuando están a punto de sacar algo importante, cambia las cosas de sitio, hace perder una pista importante… confiamos en que todo lo que realiza el ancla lo hace sin querer.

El vivelavida: entra en la escape como si fuera un funcionario llegando al trabajo a primera hora, con toda la calma. Él no sufre de estrés, no tiene prisa y se la intenta contagiar a los demás. Qué corra el tiempo porque él no. Se limita a ver la vida pasar y su frase más utilizada es; “Tranquilos que nos sobra tiempo”.

El líder: Es la persona del grupo que lleva la batuta, marca los ritmos, no pierde la esperanza, motiva a los demás, y consigue sacar lo mejor de cada uno. El líder es capaz de diferenciar una buena idea de una mala, y gracias a su carisma hace que el grupo sea una piña.

El dictador: intenta hacer de líder pero sin ninguna de sus cualidades. Nadie le sigue, solo intenta imponer lo que él piensa, ya sea su idea buena o mala. Al final lo único que consigue es amargar la experiencia y que no repitan con él.

El huracán: Es un personaje capaz de revolver una habitación más rápido que una madre buscando tabaco en la habitación de su hijo. Entra en la sala como si fuera una toro en San Fermín… se abre toriles y empieza a arrancan las cosas, se sube a sitios imposibles… El cartelito de  NO TOCAR no es un impedimento para sus fines, sino que lo ve como una provocación y si no se puede es porque ahí hay algo. Revoluciona la escape room.

El “emocionao”:  Para esta persona cualquier cosa es motivo de júbilo. La apertura de una puerta o candado puede sumirle en un éxtasis al nivel del ganador del gordo de la primitiva. Como sean capaces de salir te lo van a estar contando hasta que tengas nietos.

El miedica: si se os ha ocurrido hacer una escape room con él, espero que estéis preparados. Os lo podéis imaginar como un chiguagua saliendo de casa por primera vez, ojos abiertos como platos y mirando a todos lados. Está más pendiente en que puede pasar que de resolver los casos.

El afortunado: es una persona que todo lo que hace le sale bien. Parece que vive rodeado de patas de conejo y tréboles de cuatro hojas. Si encuentra una llave del candado es la idónea, y si le falta algún número lo adivina a boleo. Todo lo que coge es una pista. Como se te junten un par de estos en una escape room durará menos que el anuncio de navidad.

El manazas: Es curioso que siempre sea el mismo personaje con las “manos de árbol” el que se lance a abrir los candados que se encuentran en la escape room. Es el típico que mete el USB a la tercera, porque cuando ha acabado de probar todas las llaves del candado era la primera que había usado. ¿Mala suerte o más torpe que un playmobil usando palillos chinos?

El metódico: Si lo comparas con el “emocionao” son el ying y el yang. Al entrar empieza a comprobarlo todo, ya que cualquier cosa puede ser una pista. Te acaba dejando la habitación como la Guardia Civil después de un registro en un piso franco, todo quedará separado y catalogado al milímetro.

El Sheldon Cooper: Son buenos en pruebas de lógica o matemáticas. Suele ir por libre, no se mezclan con las mentes inferiores ya que solamente le retrasan. Está totalmente concentrado y con la mirada en el infinito. Las variables danzan en su cabeza y, en un parpadeo, da con la solución. Pero para que compartirla si puede “ganar” el solo y demostrar su superioridad intelectual.

The Dream Team: consiste en un equipo totalmente formado por algunas de nuestras especies catalogadas. Puede que haya más o menos, o incluso que algunos repitan, pero este equipo hará la escape room inolvidable.

Eso es todo, si estás decido en iniciarte en el mundo de las escape rooms y averiguar que tipo de jugador eres, ven a Room60 y descúbrelo.

 

Tipos de jugadores, ¿hay alguno en tu equipo?

TIPOS DE JUGADORES DE ROOM ESCAPES

¿Conoces alguno?

A menudo vemos diferentes tipos de roles en los equipos que se enfrentan a un reto de room

escape. Vamos a catalogar algunos de ellos, recordando que lo cortés no quita lo valiente y

que más de uno podría acaparar varias categorías (con todo el cariño):

El “empanao”. Para esta especie suele ser su primer room escape y se encuentra integrado en

un equipo que ya ha hecho varios. Es posible que desde el minuto uno no sepa qué viento le

da, meneando la cabeza como un periquito sin saber qué está pasando realmente.

Transcurrida media hora suelen adoptar el hábito de sentarse o bien preguntar al aire

“Pero…¿Aquí que hay que hacer?”

El restador/boicoteador. Este es un caso curioso, pero abunda mucho entre los equipos. De

manera altruista o con algún interés oculto a nuestra lógica, el restador ha llegado a este

mundo con una única misión: no escapar. Tiene varios hits: guardarse llaves en los bolsillos,

desviar la atención del grupo cuando están a punto de sacar algo importante, cambiar las

cosas de sitio (o esconderlas directamente)…

El líder. Aquí hay que diferenciar entre líder bueno y dictador. Generalmente el dictador tiene

ideas malas, pero logra imponerlas. Si hay un empanao en sus filas lo pondrá a hacer flexiones

antes que verlo sentado.

El hiperactivo/gremmlin. Después de haber comido pollo tras la medianoche (o algo así), estos

seres son capaces de desvalijar una habitación más rápido que una banda del este. Arrancan

cosas, se suben a sitios imposibles… El NO TOCAR no es un impedimento para sus fines, al

revés, les llama mucho la atención. Ni se les ocurra mojarlos o tendremos hordas de ellos.

El chillón/asustadizo.  La apertura de una puerta o candado puede sumirlos en un éxtasis que

ni Santa Teresa. Los asustadizos, con el mero hecho de apagar la luz, pueden hacer reventar un

tímpano al Game Master de turno.

El enemigo de los candados. Es curioso también que siempre sea el mismo “manos de árbol”

el que se lance a abrir los candados. Oye, ¡ni una! También podríamos haberlo incluido como

una subespecie de restador, pero creemos que se merece una categoría propia.

El metódico. La antítesis del gremmlin. Te puede dejar la habitación como la Guardia Civil

después de un registro en un piso franco de narcos, todo separado y catalogado al milímetro.

El “una mente maravillosa”. Son buenos en pruebas de lógica o matemáticas. Suele ir por

libre, lejos de las mentes simples, concentrado y con la mirada en el infinito (como Russel Crow

miraba a su ventana en la peli homónima). Las variables danzan en su cabeza y, en un

parpadeo, da con la solución. Otra cosa, como hemos dicho, es que la comparta con el resto.

El dream team. Imaginaos ahora un equipo de perlas compuesto por un dictador, un

gremmlin, un empanao, un restador y un anticandados. Nosotros no creemos en ellos, pero

haberlos, haylos.

¿Sabes qué es el pensamiento lateral? Aprende cómo ejercitarlo

 

4 Formas sencillas de ejercitarlo

 

¿Sabes lo que es el pensamiento lateral? ¿Crees que tú no tienes? Tranquilo, en este post te enseñamos cómo puedes ejercitarlo en tu día a día.
El pensamiento lateral se refiere a la técnica que permite la resolución de problemas de manera indirecta y con un enfoque creativo. Su principal característica es la capacidad de producir ideas fuera de lo habitual.

El cerebro es un órgano “vago” y se acostumbra a pensar siempre de la misma manera, de forma que cada vez nos cuesta más resolver problemas de manera diferente de como hacemos siempre y poder buscar alternativas creativas que sean más eficientes.
¡¡Mi cerebro es vago!! Oh Dios Mío, ¿¿¿¿cómo lo soluciono????
Tranquilo, no paniques todavía, desde Room60 te proponemos 4 ejercicios para que practiques tu pensamiento lateral y te conviertas en un crack de los Room Escapes. Mucho mejor si juegas con amigos:
1. Coge el cronómetro del móvil y ponlo en 60 segundos. ¿Lo tienes? Ya puedes empezar: tienes que decir todos los usos que se ocurran para una silla. Puedes practicar este juego con cualquier objeto. Al principio salen los usos más obvios, pero conforme avanza el tiempo empieza a surgir la creatividad y respuestas menos obvias.
2. Seguimos con el cronómetro y jugaremos a los opuestos. En 60 segundos tienes que decir qué cosas NO se pueden hacer con un clip, por ejemplo. Te darás cuenta que cosas que pensabas imposibles, se transforman en posibles con solo pensarlas.
3. El por qué de las cosas: preguntáte el por qué de cosas cotidianas a tu alrededor. ¿Por qué las camisas llevan botones? ¿Por qué las televisiones son rectangulares? ¿Por qué los colores se llaman así? ¿Por que las teclas del teclado se ordenan asi? Verás que cada vez se os ocurren preguntas más ingeniosas.
4. Busca acertijos online: nada mejor que un buen acertijo para trabajar el pensamiento lateral. Aqui os dejamos algún ejemplo, podéis encontrar muchos más en internet.

A) Esta mañana se me cayó un pendiente en el café. Y aunque la taza estaba llena, el pendiente no se mojó. ¿Cómo pudo ser?
B) Tienes que elegir entre tres habitaciones:
a) En la primera, hay un incendio.
b) La segunda está llena de tigres que no han comido en 3 meses.
c) Y la tercera está llena de asesinos con ametralladoras cargadas.
¿Qué habitación escogerías?
C) Imagina una botella de vino, llena hasta la mitad y taponada con un corcho. ¿Cómo podrías beber vino sin sacar el corcho ni romper la botella?
D) Tienes todos tus calcetines, sueltos, en un mismo cajón. Son calcetines blancos y negros únicamente. Se ha cortado la luz, estás a oscuras y debes vestirte y partir de inmediato al trabajo. ¿Cómo te aseguras de obtener dos calcetines iguales?

¿A qué esperáis? ¡Poned en marcha estos ejercicios ahora mismo! ¡Ah, y no olvidéis contarnos cómo os funciona!

Soluciones: (pincha aquí y arrastra para verlas)
A) ¿Has pensado que el café no tiene por qué ser líquido? Puede ser en polvo en grano!
B) La segunda, si los tigres no han comido en 3 meses… están bien muertos!
C) Empuja el tapón hacia dentro… y a disfrutar!
D) Coge 3 calcetines: tendrás 2 negros y 1 blanco, al revés o 3 iguales. Pero seguro que en cualquier caso, 2 del mismo color.

Pensamiento lateral

KARL DUNCKER Y EL PENSAMIENTO LATERAL

Todos los que hayamos jugado a un Room Escape coincidiremos en la importancia que tiene el uso del pensamiento lateral en el juego.

En esta entrada, os explicaremos el por qué.

En 1945, con el objetivo de conocer como pensamos, el psicólogo Karl Duncker creó un experimento que es un clásico de las ciencias del comportamiento.

La dinámica del experimento es la siguiente:

Se sitúa al voluntario en una habitación con una mesa.

Sobre la mesa se colocan una vela, una caja de chinchetas y un paquete de cerillas,

debe ser capaz de adherir la vela a la pared de forma que la cera no caiga sobre la mesa al derretirse.

La conclusión que extrajo Duncker  fue que las viejas ideas condicionan y obstruyen las nuevas.

¿Serás capaz de encontrar la solución al experimento?

Desde Room60 te animamos a intentarlo

www.room60zgz.com

Sorteo aniversario Room60

El 30 de Enero fué nuestro aniversario. ¡Cumplimos un año y tenemos un regalo para vosotros!

EL INFORME KAUFFMAN cumple un año y qué mejor regalo de cumpleaños que la presentación de la próxima apertura de nuestra sala  “EL PRESO 136

¡Ya llevamos tiempo trabajando en ella y pronto podréis disfrutar de ella!

¿QUERÉIS SER LOS PRIMEROS EN ENTRAR?

Participad en el sorteo de Facebook para conseguir una sesión gratuita para la nueva sala “EL PRESO 136”

Para participar debéis:
1.- Ser seguidores de nuestra página de facebook
2.- Compartir esta publicación en vuestro muro
3.- Comentar la publicación etiquetando a los amigos con los que te gustaría venir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies