Tipos de jugadores, ¿hay alguno en tu equipo?

TIPOS DE JUGADORES DE ROOM ESCAPES

¿Conoces alguno?

A menudo vemos diferentes tipos de roles en los equipos que se enfrentan a un reto de room

escape. Vamos a catalogar algunos de ellos, recordando que lo cortés no quita lo valiente y

que más de uno podría acaparar varias categorías (con todo el cariño):

El “empanao”. Para esta especie suele ser su primer room escape y se encuentra integrado en

un equipo que ya ha hecho varios. Es posible que desde el minuto uno no sepa qué viento le

da, meneando la cabeza como un periquito sin saber qué está pasando realmente.

Transcurrida media hora suelen adoptar el hábito de sentarse o bien preguntar al aire

“Pero…¿Aquí que hay que hacer?”

El restador/boicoteador. Este es un caso curioso, pero abunda mucho entre los equipos. De

manera altruista o con algún interés oculto a nuestra lógica, el restador ha llegado a este

mundo con una única misión: no escapar. Tiene varios hits: guardarse llaves en los bolsillos,

desviar la atención del grupo cuando están a punto de sacar algo importante, cambiar las

cosas de sitio (o esconderlas directamente)…

El líder. Aquí hay que diferenciar entre líder bueno y dictador. Generalmente el dictador tiene

ideas malas, pero logra imponerlas. Si hay un empanao en sus filas lo pondrá a hacer flexiones

antes que verlo sentado.

El hiperactivo/gremmlin. Después de haber comido pollo tras la medianoche (o algo así), estos

seres son capaces de desvalijar una habitación más rápido que una banda del este. Arrancan

cosas, se suben a sitios imposibles… El NO TOCAR no es un impedimento para sus fines, al

revés, les llama mucho la atención. Ni se les ocurra mojarlos o tendremos hordas de ellos.

El chillón/asustadizo.  La apertura de una puerta o candado puede sumirlos en un éxtasis que

ni Santa Teresa. Los asustadizos, con el mero hecho de apagar la luz, pueden hacer reventar un

tímpano al Game Master de turno.

El enemigo de los candados. Es curioso también que siempre sea el mismo “manos de árbol”

el que se lance a abrir los candados. Oye, ¡ni una! También podríamos haberlo incluido como

una subespecie de restador, pero creemos que se merece una categoría propia.

El metódico. La antítesis del gremmlin. Te puede dejar la habitación como la Guardia Civil

después de un registro en un piso franco de narcos, todo separado y catalogado al milímetro.

El “una mente maravillosa”. Son buenos en pruebas de lógica o matemáticas. Suele ir por

libre, lejos de las mentes simples, concentrado y con la mirada en el infinito (como Russel Crow

miraba a su ventana en la peli homónima). Las variables danzan en su cabeza y, en un

parpadeo, da con la solución. Otra cosa, como hemos dicho, es que la comparta con el resto.

El dream team. Imaginaos ahora un equipo de perlas compuesto por un dictador, un

gremmlin, un empanao, un restador y un anticandados. Nosotros no creemos en ellos, pero

haberlos, haylos.

1 Comentario

  1. Simulacre Vuit 16 de noviembre de 2017 Responder

    Aunque existan jugadores que afectan negativamente al juego, al final siempre pueden aportar alguna cosa buena.

    ¡Un saludo desde Barcelona!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*