Room Escape Zaragoza

Practicar tu pensamiento lateral

En uno de nuestros anteriores post os hablamos sobre qué es el pensamiento lateral, muy útil en las actividades de escape room. Así que esta vez os dejamos algunos acertijos con los que podréis practicar y convertiros en los amos de estas actividades de ocio, las room escape.

Para principiantes

El hombre que se ahorcó

No lejos de Madrid hay un gran granero de madera. El granero está totalmente vacío, excepto por un hombre que cuelga de la viga central. La soga con la que se ahorcó mide tres metros, y los pies penden a treinta centímetros del suelo. La pared más cercana se encuentra a seis metros. No es posible trepar ni a las paredes ni a la viga, y sin embargo el hombre se ahorcó a sí mismo. ¿Cómo lo hizo?

El hombre en el ascensor

Para comenzar, he aquí uno de los más viejos y conocidos problemas de pensamiento lateral. Dice así: Un hombre vive en el décimo piso de un edificio. Cada día toma el ascensor hasta la planta baja para dirigirse al trabajo o ir de compras. Cuando regresa, siempre sube en el ascensor hasta el séptimo piso y luego por la escalera los restantes tres pisos hasta su apartamento en el décimo. ¿Por qué lo hace?

Para intermedios

Agua y vino

Sobre la mesa hay dos vasos. Uno contiene agua y el otro vino. Ambos contienen exactamente el mismo volumen de líquido. Si se toma una cucharada de agua del vaso correspondiente y se la vierte en el vaso de vino, y luego se toma una cucharada del vaso de vino y se la vierte en el de agua, ambos líquidos quedan contaminados. Pero, ¿cuál es el más contaminado? ¿Contiene el agua una mayor proporción de vino que el vino de agua o es al revés?

Cinco hombres

Cinco hombres iban juntos por un camino en el campo. Comienza a llover. Cuatro de ellos apuran el paso. El quinto no hace ningún esfuerzo por darse prisa. Sin embargo, se mantiene seco mientras que los otros cuatro se mojan. Los cinco arriban a destino juntos. ¿Cómo pudo ser? Nota: para trasladarse sólo contaban con los pies.

Para avanzados

Un viaje memorable

En 1930 dos hombres condujeron un coche Ford desde Nueva York as Los Ángeles. El viaje de 5.375 kilómetros duró 18 días. Este no fue ni el primero, ni el más rápido, ni el más lento viaje de su tipo. Recorrieron carreteras normales; el coche era normal y también lo eran los conductores. Pero a raíz del viaje, estos dos hombres detentan un récord mundial que aún no ha sido batido. ¿Cuál es?

Primera Guerra Mundial

Al comienzo de la Primera Guerra Mundial el uniforme de los soldados británicos incluía una gorra marrón de tela. No poseían cascos de metal. A medida que la guerra continuaba las autoridades militares comenzaron a alarmarse por la gran proporción de heridos en la cabeza. Decidieron entonces reemplazar la gorra por un casco metálico. Sin embargo, se sorprendieron al descubrir que la incidencia de heridas en la cabeza aumentaba. Puede considerarse que la intensidad de la guerra era la misma antes y después del cambio. Así que ¿por qué aumentó la proporción de heridos en la cabeza por batallón cuando los hombres llevaban cascos metálicos en lugar de gorras?

Para profesionales

El hombre solitario

Un hombre vivió solo en una casa durante dos meses. No recibió visitas ni nunca salió de la casa. Al final de los dos meses enloqueció. Una noche apagó el fuego y las luces y salió de la casa. Como consecuencia de su ida murieron 90 personas. ¿Por qué?

Muerte en el prado

Un hombre yace muerto en un prado. Cerca de él hay un paquete cerrado. No hay ninguna otra criatura en el prado. ¿Cómo murió?

Para Sherlock Holmes

Hombre en el bar, considerado el acertijo para el pensamiento lateral más difícil de todos los tiempos.

Un hombre entró en un bar y solicitó al camarero un vaso de agua. Nunca antes se habían encontrado. El cantinero sacó un arma de debajo del mostrador y apuntó al hombre. El hombre dijo: “Gracias” y se fue. ¿Por qué?


SOLUCIONES

  1. El hombre que se ahorcó

Se subió a un bloque de hielo que luego se derritió.

  1. El hombre en el ascensor

El hombre es un enano. Alcanza el botón del ascensor de la planta baja pero no llega hasta el décimo piso. El del séptimo piso es el más alto al que llega.

  1. Agua y vino

Ambos vasos están igualmente contaminados. El agua contiene exactamente tanto vino como el vino contiene agua. La demostración más elegante de este célebre acertijo es la siguiente. No importa cuántas transferencias se haga entre los vasos o si los contenidos son o no agitados. Siempre que los volúmenes en ambos vasos sean iguales, entonces cualquier cantidad de agua que no se encuentre en un vaso correspondiente debe estar en el vaso de vino: no hay otro lugar donde pueda estar. Por la misma razón, el vino que esa agua reemplaza debe estar en el vaso de agua. Por lo tanto el vaso de agua contiene tanto vino como vino el de agua.

  1. Cinco hombres

Los cuatro hombres llevaban al quinto, que se encontraba en su ataúd.

  1. Un viaje memorable

Mantienen el récord mundial para el viaje más largo conduciendo marcha atrás. Charles Creighton y James Hargis condujeron su Ford modelo A marcha atrás todo el camino desde Nueva York hasta Los Ángeles entre el 26 de julio y el 13 de agosto de 1930. ¡Después regresaron a Nueva York también marcha atrás!

  1. Primera Guerra Mundial

El número de heridos en la cabeza aumentó, pero el número de muertos decreció. Previamente, si un soldado era alcanzado en la cabeza por un pedazo de metralla, ésta le perforaba la gorra y posiblemente lo mataba, lo que hubiese quedado registrado como muerte, no como herida. Después de adoptar los cascos era más probable que el fragmento de metralla provocase una herida más que una muerte. Por lo tanto, la incidencia de heridas en la cabeza aumentó, mientras que la de muertes decreció.

  1. El hombre solitario

El hombre era un farero, y la casa que habitaba era un faro en un promontorio rocoso remoto. Cuando dejó el lugar y apagó las luces desapareció el aviso a los navegantes. Como consecuencia hubo un naufragio en el que murieron 90 personas.

  1. Muerte en el prado

El hombre había saltado de un avión pero su paracaídas no se había abierto. Era el paquete cerrado a su lado.

  1. Hombre en el bar

El hombre tenía hipo. El cantinero lo reconoció por la forma de hablar y sacó su arma para darle un susto. Lo logró y le curó el hipo, por lo que el hombre se lo agradeció (y no necesitó el agua).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies